Tarta mousse de limón

Buenas! Pues un día más por aquí, con una receta bajo el brazo. En este caso una tarta de mousse de limón que hice para el día del padre, y quedó muy buena, todos salimos contentos :)


Ingredientes: 
1 paquete de galletas María.
95 gr. de mantequilla.
Almendras, avellanas o otro fruto seco molido (opcional).
Chocolate negro.
500 gr. de nata para montar.
115 gr de azúcar glas.
Zumo de 1 limón.
Rallado de piel de 1 limón.
6 hojas de gelatina pequeñas.
4 claras de huevo.
Un pellizco de sal.
1 sobre de gelatina de limón.

Elaboración: 
Primero de todo prepararemos la base, que es muy similar a la de ESTE otro postre que os trajimos (también la podéis hacer así). Así que picaremos las galletas María y un poco de chocolate negro (también puede ser en polvo) y algún fruto seco picado al gusto de cada uno. Yo le puse unas pocas almendras que me habían sobrado de otro postre. Y todo esto lo mezclamos bien con la mantequilla deshecha, hasta que nos quede una pasta. Una vez está todo mezclado lo ponemos en la base de un molde desmontable, sin dejar ningún trozo sin tapar. Reservamos (si es en la nevera, mejor).

Ahora ponemos las hojas de gelatina en agua, durante unos 5 minutos. En un bol empezamos a montar las claras de huevo con un pellizco de sal, y añadiéndole, mientras montamos, la mitad del azúcar glas. Cuando estén montadas las dejamos a un lado, y mientras, ponemos el zumo de limón en una cazo al fuego. Cuando se hayan calentado un poco añadimos las hojas de gelatina ya hidratadas, una a una, mientras movemos el zumo para que se vayan integrando. Una vez están disueltas en el zumo apartamos del fuego y las dejamos enfriar un poco.

Ahora, montamos la nata con el azúcar glas que nos queda. Una vez montada la mezclamos con las claras montadas, siempre con cuidado de que no se nos baje ni la nata ni las claras. Añadir también la ralladura de limón y el zumo templado, con movimientos envolvente. Una vez mezclado lo ponemos en el molde, intentando que la superficie quede lo más lisa y plana posible. Lo metemos en la nevera hasta que cuaje.

Cuando la mousse esté cuajada (que veáis que ha cogido fuerza) prepararemos la gelatina. Yo preparo un sobre de gelatina de limón siguiendo las indicaciones de la caja, que suelen ser igual en todas las marcas. No tiene pérdida. Eso si, aconsejo que una vez hecha la gelatina, la dejemos enfriar un poco en la nevera antes de verterla sobre la mousse, ya que si la ponemos caliente se nos mezclará y quedará algo raro. Así que la dejamos enfriar un poco (30 minutos) y luego ya vertemos la cantidad que queremos sobre la mousse y lo que sobra en vasitos para comer cuando queramos :).


Y ahora solo nos queda decorar con chocolate deshecho si queremos, o con cualquier otra cosa que se os ocurra. Yo como la hice para el día del padre, no podía poner otra cosa que una felicitación para el mio. Eso sí, no me tengáis en cuenta mi pulso tan pésimo, era la primera vez que escribía con chocolate sobre una tarta!!

Que aproveche!!



1 comentario:

  1. Ola!! tu blog está genial, me encantaria enlazarlo en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    besosss

    Emilia

    ResponderEliminar